Disfrutar del sol de manera segura y adecuada

Foto cedida por Jim Champion
El verano es un tiempo muy adecuado para disfrutar de la playa, la piscina, el sol y las actividades al aire libre y el bebé puede disfrutar del verano igual que nosotros siempre que tomemos en consideración algunas precauciones para evitar accidentes comunes como la insolación, la deshidratación o bién las quemaduras del sol.
  • Ropa, la justa! Cuando la mamá tiene calor, el bebé también y, por lo tanto, no es recomendable abrigarle de más por si acaso. El exceso de calor puede provocar erupciones en la piel como la sudamina, la obstrucción de las glándulas sudoríparas, o bién un golpe de calor. Es preferible la ropa de algodón, clara y seca, ya que facilita la transpiración. Por la noche es recomendable que el bebé duerma con una ligera sábana de algodón, suave y delicada.
  •  Debemos buscar lugares frescos y a la sombra, y evitar la exposición libre y prolongada al sol.
    Evita el sol en las horas centrales del día, entre las 12.00 y las 16.00 horas. Durante este tiempo el sol golpea con más fuerza y tu bebé podría sufrir un golpe de calor o una insolación.
  • Pasear 15 minutos al aire libre proporciona al bebé toda la vitamina D que su cuerpo necesita para evitar el raquitismo. Los mejores momentos para estar al aire libre son por la mañana temprano o al atardecer, cuando el calor y la intensidad de las radiaciones solares van declinando.
  • Protege al bebé, utiliza sombreros o gorras que puedes humidificar regularmente, y no olvides las gafas de sol para proteger sus ojos de las radiaciones solares. Las lentes deben estar homologadas y los cristales filtrar al menos el 90% de los rayos UVA y UVB,
  • Aplica crema de protección solar adecuada a la edad y a las características del bebé o niño. Es muy importante incidir en las zonas más sensibles de su piel, por ejemplo nariz, nuca, orejas… Utiliza un factor de protección alto, preferiblemente pantalla total y de uso pediátrico. Extiéndela media hora antes de la exposición al sol y repite la operación cada 2 o 3 horas. Si estás en una zona de baño conviene que la crema de protección también sea resistente al agua.
  • Ofrece agua al bebé entre las tomas; si la rechaza, no se debe insistir porque es señal de que no la necesita. Los bebés alimentados al pecho suelen tomar menos agua que los alimentados con biberón, pero, cuidado, pueden pedirla en ambientes muy calurosos.
En definitiva, podemos disfrutar del verano pero debemos estar en todo momento pendientes de nuestr@s pequeñ@s. Su salud depende de ello.

Jugar en verano, diversión garantizada!!!

Foto cedida por Stefan Schmitz
Se acercan las vacaciones y, con ellas, el tiempo libre para disfrutar y compartir con nuestr@s hij@s. Sugerimos algunos juegos fáciles de preparar, adecuados para el calor del verano y muy, muy divertidos!!!! 
1. Pompas de jabón.Se venden frascos de jabón ya preparados, pero también se puede hacer el líquido en casa con agua y un chorrito de detergente lavavajillas. Con esta mezcla y unas pajitas… la diversión está garantizada! Prueba en el campo o bién en la terraza, con ropa fresca para que los niñ@s puedan jugar sin miedo a mojar o ensuciar.
2. Saltar obstáculos.Diseña un circuito, cuanto más enrevesado mejor, en el que los niños tengan que sortear pequeños obstáculos, rodeándolos o saltando por encima. La gracia está en realizar el recorrido en distintas posiciones: a la pata coja, de puntillas… y con música muuuy marchosa!!

Sigue leyendo

Amor y salud, una relación científicamente probada

 

Foto cedida por Zelah_W
Lo que sentimos, intuimos y soñamos no siempre tiene una explicación científica, pero cuando la ciencia empieza a analizar, es para confirmar lo que sentimos, intuimos y soñamos. El de hoy es un ejemplo más.
El amor, difícil de definir de manera objetiva, incide directamente en la salud corporal de las personas. Investigadores de la Universidad de Utah observaron a 34 parejas que vivían juntas, midiendo sus niveles de cortisol (la llamada “hormona del estrés” que se libera en situaciones de este tipo) antes, durante y después de una separación que duró siete días. Según sus evaluaciones, cuando las parejas se vieron separadas físicamente, sus niveles de cortisol se elevaron al máximo, lo cual, entre otros efectos, afectó negativamente sus hábitos de sueño. 

Recetas para niñ@s: batido de verano!

Foto cedida por Jim Champion

Te presentamos un rico, fácil y nutritivo batido de verano! Para las tardes al sol, para las incansables horas de piscina, para reponer fuerza, para hidratar y tonificar nuestra piel y nuestro cuerpo… bastan 4 minutos para reactivar la energia perdida!

INGREDIENTES:
  • 2 rodajas de sandía
  • 2 melocotones
  • 1 rodaja de piña natural
  • 1 plátano pequeño
  • 1 iogurt
  • 1 vaso de leche
  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • 2 cucharadas de hielo
  • unas gotas de esencia de vainilla (opcional)

PREPARACIÓN:

Limpia y pela las frutas.  Añade todos los ingredientes a la batidora y bate durante dos minutos hasta conseguir un líquido fino y libre de grumos.

Sirve la preparación en vasos divertidos y con unas pajitas bién coloridas! Entusiasma a tus niñ@s y, entre risas y sorbos, disfrutaran de todas las ventajas de la fruta natural!

Salud si, mosquitos… no!

Llega el buen tiempo, las ganas de salir y de jugar al aire libre, los colores alegres y los complementos divertidos! Llegan también las habitaciones ventiladas, las ventanas abiertas, las cenas en el jardín… y llegan los mosquitos, dispuestos a compartir con nosotr@s todo este alarde de aire fresco y naturaleza viva!
 
La piel del bebé es muy sensible a todo tipo de cosméticos y componentes químicos y, a la vez, es necesario proteger a nuestr@s hij@s de las molestias causadas por los insectos. A continuación te proponemos una lista de repelentes naturales que harán más agradables estos días de verano, protegerán a la família de picaduras e insectos varios y, además, proporcionarán una agradable aroma y sensación de bienestar:
La citronela
  • Citronela: ésta es la planta más utilizada como repelente, sus propiedades antisépticas y su olor la hacen ideal para prevenir picaduras. Podemos encontrarla en aceite o bién en vela, pero también podemos colocar la planta en un espacio no muy húmedo y bastante soleado, para gozar de la citronela en su estado más puro!
  • Eucalipto: podemos aplicar el aceite de eucalipto directamente sobre la piel para que su aroma actúe como repelente.
  • Las Mentas. Concretamente la Menta de Gato mantendrá a los bebés alejados, si bién su olor atrae a mariposas y abejas. La Menta Piperita se puede utilizar como planta viva y aprovechar los varios beneficios que puede aportar a nuestra salud. 
  • Romero: es una hierba de olor utilizada en la cocina y en algunos productos cosméticos debido a sus propiedades relajantes. La combinación de este aceite con otras plantas crea un repelente natural contra mosquitos.
    La albahaca
  • Albahaca y Tomillo: son plantas generalmente utilizadas como hierbas aromáticas, pero al ser colocadas en macetas cerca de puertas y ventanas ahuyentan mosquitos y moscas de la casa debido a su olor penetrante.
Recordamos que es siempre recomendable consultar a un experto para el debido uso de estas plantas y para conocer sus propiedades.

 

“Nesting”, la obsesión por dejarlo todo listo!

Lo hacen los pájaros y la mayoría de los animales exceptuando el canguro, que lleva el nido a cuestas. Dedican tiempo y esfuerzo a preparar, de manera instintiva y ordenada, un espacio para los recién llegados, logrando niveles asombrosos de simetría y perfección. Y las personas? Indudablemente, también nos vemos sometidas a este efecto pre-parto.


El “nesting” es la imperiosa necesidad de dejar nuestro hogar listo para la llegada del bebé. Este fenómeno, experimentado por la mayoría de mujeres, puede manifestarse de manera racional (lavar la ropita del bebé, preparar la habitación, comprar los primeros pañales…) o puede llegar a obsesionar a la mamá, con un solo objetivo: dejar de punto en blanco cualquier rincón de nuestra casa.




Foto cedida por Peasap
 

Un testimonio reciente, M.M.M, manifiesta: “Recuerdo el nesting durante el embarazo de mi segundo hijo”. Tenía que remodelar la habitación de mi hija mayor y, después de pintar la habitación y cambiar los muebles, sentí la necesidad de encerar a mano el suelo. Era todo un espectáculo; embarazada de 8 meses, de rodillas, con paños y ceras a mi alrededor! Una vez terminada la habitación, me pareció poco, y seguí con el resto de la casa: reordené todos los armarios de la cocina y organizé los alimentos y potes por medidas, de grande a pequeño. Seguí con la lavadora: llegaron a ella todas las cortinas, toallas y sábanas, lavé un par de veces la ropita del bebé y la ordené repetidamente antes de dar a luz!

Si sientes este instinto, te proponemos algunas acciones del nesting que pueden ser realmente útiles en los primeros meses:

•Almacena y cocina: las primeras semanas estan dedicadas casi por completo al bebé, queda poco tiempo para la compra y la cocina. En un arrebato de nesting, puedes llenar la despensa, preparar y congelar platos sanos y nutritivos y evitar de este modo el exceso de calorías y presupuesto que supone la comida improvisada.

•Acomoda tu ropa: analiza a fondo tu armario: asegúrate de que tienes ropa cómoda para los primeros días, lleva tus piezas pre-mamá favoritas a arreglar de modo que cuando llegues a casa puedas usarlas y te sientas bién con ellas: estrechar un poco las camisas, recortar la barriguita de los pantalones, y… a punto!

•Haz la lista de los detalles de última hora. Para evitar en el último momento tener que correr a colocar en el coche la sillita que compraste 5 meses antes, justamente para evitar tener que correr. Lista de teléfonos para avisar del nacimiento, la sillita, el carrito montado, la cámara de fotos…

Siguiendo los consejos de la comadrona Mary M. Murry, prepares lo que prepares, no lo exageres ni física, ni mentalmente, acepta ayuda de familiares y amigos y evita la tentación de corregir lo que otros han hecho. El nido servirá de poco si cuando el bebé llega tu estás demasiado cansada para disfrutarlo!

Fuente: Mayo Clinic

Viajar con niños. El manual para preparar tus vacaciones en familia

Solemos pensar que viajar con niños es una experiencia desafiante. Las primeras veces, una tarea titánica que nos plantea dudas e interrogantes:  ¿Son demasiado pequeños todavía? ¿hasta qué punto podemos improvisar? ¿Qué es imprescindible meter en el equipaje? ¿Qué documentación necesitamos? ¿Cómo los motivamos para que no se aburran? ¿comeran lo que encontremos sin más, si en casa no lo hacen? ¿Aguantarán bien los traslados? ¿y si de repente enferman?
Este libro que os presentamos hoy responde a estas preguntas y muchas más. Os ayudará de manera práctica a preparar vuestro próximo viaje con consejos, trucos e ideas que solucionan de modo sencillo, todas nuestras dudas y los pequeños contratiempos que puedan surgir: el medio de transporte ideal o el alojamiento perfecto, sugerencias para prevenir enfermedades y resolver problemas de seguridad…Tanto si queréis empezar a viajar con vuestros recién nacidos como si ya son mayores, ya sea para viajar por vuestro país o por el extranjero, este libro además ofrece recursos, información práctica y enlaces a páginas web para que vuestro viaje se convierta en una experiencia inolvidable para toda la familia. El libro incluye un gran abanico de temas, des de cuestiones prácticas como las comidas y el sueño, hata apartados como “el mundo como escuela”, que tratan de las ventajas a nivel educativo de viajar en familia.Este es un libro escrito por viajeros que un día decidieron tener hijos y que no por ello renunciaron a su pasión. Padres que desoyeron aquellos «ya podéis olvidaros de esos viajes tan chulos que hacíais en vacaciones»; que piensan que viajar también es educar; que se emocionaron cuando los niños llegaron a sus vidas y se conmovieron de nuevo descubriendo el mundo con ellos.